Blogia
Aragón y Alcorisa

Análisis de los resultados electorales (y IV): Aragón

Aragón está anclado en lo que su Presidente ha querido, en eso que tan bien definió Chesus Bernal: el quietismo.

De no haber sido por el descalabro de Chunta Aragonesista en las municipales de  Zaragoza, que se trasladó íntegramente a las elecciones a las Cortes, el panorama político aragonés no habría cambiado en nada.

Este gobierno "socialista"-"aragonesista" de "centro"-"izquierda" (entrecomillo porque dudo del socialismo y la izquierda de Marcelino y los suyos, así como del aragonesismo y centrismo de los chicos de Biel), se mantiene impasible gracias a una maquinaria bien engrasada, todo hay que decirlo.  Han encontrado el equilibrio necesario para perpetuarse sin sobresaltos ahora que no hay trasvase que parar.

Todos los escaños que suben PSOE, PP y PAR no son por su buen hacer, que no se engañen, que la cosa no ha cambiado en nada en estos 4 años.  No son por su "gran" Estatuto, ni por su maravillosa política urbanística, ni por las continuas afrentas a la identidad aragonesa (tanto en el Estatuto como en la nunca elaborada Ley de Lenguas, por ejemplo), ni por la marbellización del Pirineo,...  Los escaños que han ganado son gracias a la bajada de Chunta, ni más ni menos.

Y es que cualquier análisis que se haga de lo acontecido el pasado 27 de mayo pasa, exclusivamente, por el análisis del porqué del descenso de Chunta.  En Aragón reina el quietismo, el equilibrio,... es decir, se ha apoderado de nosotros el carácter de nuestro presidente.

A nadie le parece mal lo que están haciendo con el Fleta (no así lo del Seminario), a nadie le parece mal los desprendimientos producidos por el recrecimiento de Yesa (no así el caso Romareda), a nadie le parece mal la nula transparencia de las múltiples empresas públicas que gestiona este gobierno, con mención especial al PAR en este aspecto (no así lo del Estatuto),...

Pues nada, seguiremos así.  Las cosas no están del todo mal, porque hay que reconocer que Aragón tiene buenas cifras económicas (en paro, en crecimiento, aunque cuestionado por los expertos por su más que posible volatilidad,...), pero seguimos teniendo carencias en educación, en cultura, en sanidad,... y, sobretodo, en medio ambiente. 

Así pues, no hay mucho que analizar.  De hecho, este análisis puede que sirva palabra por palabra, para dentro de 4 años.  Depende de la gente y los votantes de Chunta, los únicos que pueden dar un meneo a este país, para bien para nosotros (como hasta ahora) o para mal (visto lo visto el pasado domingo).

Algunos creemos que se pueden cambiar muchas cosas, y en ello estamos.   Habrá que gritar más fuerte para que Aragón despierte de una vez. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Dani -

Por supuesto que hay que hacer autocrítica en Chunta, por supuesto que algo se ha hecho mal (puede que muchas cosas), y no voy a ser yo quien lo niegue.

Y es lo que precisamente hago, decir que en Aragón si algo ha cambiado han sido los votantes de Chunta que han demostrado ser más críticos con su partido que nadie. En el resto de partidos sigue el inmovilismo, algo que no veo, para nada, positivo para ningun colectivo ni ninguna sociedad.

P.D. Corregido el error ortográfico, ¡vaya patadas que le he metido al castellano!.

Mestizo -

Hay que hacer autocrítica, que hay mucho que barrer también en casa de CHA.

Salud

Ignacio -

Entiendo lo que dices de los votantes del PSOE, PP, PAR e IU. Nos hemos "contagiado" de la actitud de nuestro presidente, según tú. Pero, ¿por qué los votantes de CHA se han abstenido? ¿Qué ha hecho mal CHA? ¿O la culpa es de los votantes que no saben ver lo mucho que ha hecho CHA?

Por cierto, en le párrafo 6 dices repetidas veces "Ha nadie...". Ese "a" es sin "h".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres