Blogia
Aragón y Alcorisa

CHA

Déjà vu

Tengo la sensación de haber vivido esta mañana antes, no hace mucho tiempo.  No es igual en las formas, pero si en el fondo.  Esta mañana, por la blogosfera, por mi entorno, huele a derrota.

El pasado fin de semana tuvo lugar la VIII Asambleya Nazional de Chunta Aragonesista.  La Asambleya de la renovación (¡ja!), del compromiso (¿con quién?), del país (Aragón, lo único que evita que muchos tiremos la toalla).  Este lunes post-Asambleya, huele mucho a ese lunes post-elecciones de hace unos meses.  Los blogs apenas tienen actividad, y los que la tienen lo hacen con arengas a no reblar, a no agachar la cabeza, a mirar para adelante, a seguir luchando... pese al resultado que arrojó este fin de semana.

Yo creía posible y problable una renovación, si bien era consciente de la victoria de Ibeas, también suponía que esta sería, como así fué, ajustada, y que eso propiciaría una directiva de consenso, una directiva renovada.  Mucho han criticado algunos, y con razón, al Bielosaurius y otros dinosaurios políticos, el clientelismo del PAR,... pero a la hora de la verdad, ¿qué?.

Yo hoy me siento derrotado, lo reconozco.  Es un golpe duro, el segundo en poco tiempo.  Pero los fuertes se levantan siempre, y siguen luchando por lo que creen justo y necesario:  yo seguiré luchando por Aragón, por Teruel, por mi pueblo, por aportar mi granito de arena a ese anhelo de muchos de un mundo mejor; y lo haré desde dentro de Chunta, pero de otra forma, no sé de cual, pero no será como hasta ahora, pues hasta ahora tenía puestas mis expectativas en la renovación que no existió.

Soy aragonesista, soy de izquierdas, soy socialista y por eso me veo reflejado en Chunta, en su esencia, en esa esencia que muchos intentaron recuperar y que consiguieron, que no tengan duda, quizá no se consiguió donde se pretendía, pero se consiguió en donde no morirá nunca, en las bases del partido, lo que hará que, más tarde o más temprano, esa renovación vaya ascendiendo.

Aceptando la agridulce derrota, sólo me queda felicitar a nuestra nueva presidenta y pedirle que, desde hoy, sea consciente de lo que pasó en Huesca, que analice los resultados, que analice los silbidos y los aplausos, y que sepa aglutinar todas esas distintas sensibilidades de la mejor forma posible por Chunta Aragonesista y, sobretodo, por Aragón.

 

¡ENTALTO ARAGÓN!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Renovación, compromiso, país

Renovación, compromiso, país

Bueno, pues ya está aquí.  Manaña comienza la VIII Asambleya Nazional de Chunta Aragonesista.  Si trascendental es un Asambleya Nazional, está tiene todavía aún muchas más connotaciones y relevancia pues, en mi opinión, mañana estará en juego el futuro del partido, del aragonesismo de izquierdas, de esa idea de Aragón que muchos tenemos en común.

No hablo de quien sea elegida presidenta (o presidente), no hablo de quien sean las nuevas caras visibles del partido, pues ahí no habrá mayor problema, ya que los elegidos y elegidas lo serán por al menos la mitad más uno de los allí presentes (esto no es el PP, aquí no tenemos un Aznar que antes de irse ponga a un Rajoy en su sitio; este partido cede a su militancia el poder de decidir quien quiere que les represente); hablo del después, hablo de que esas caras visibles, esos nuevos cargos deben, desde ya, trabajar para que todas y cada una de las heterogéneas sensibilidades que giran alrededor de Chunta, todas y cada una de las corrientes, todas y cada una de las personas, al fin y al cabo, estén unidas en pos de un proyecto común, que no es otro que Aragón.

No nos podemos permitir el lujo de estar divididos, porque sólo otro Aragón es posible, sí y sólo sí, somos capaces de remar juntos, de luchar contra esa maquinaria mediática y política que nos bombardea a diario, de sobreponernos a las derrotas, de no cegarnos con las victorias, de no dejar de la calle, de no perder nuestros valores y los pilares en los que está basado este partido.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

VIII Asambleya Nazional de Chunta Aragonesista

Apenas quedan unos días para la celebración de acontecimiento de especial relevancia para todos aquellos que tenemos en el aragonesismo de izquierdas, el socialismo aragonés, nuestra opción política:  la VIII Asambleya Nazional de Chunta Aragonesista, que se celebrará el próximo fin de semana en Huesca.

La cita es especialmente importante tras los malos resultados cosechados en las pasadas elecciones autonómicas y municipales a nivel general y en Zaragoza en particular.  Han sido muchos los análisis y muchas las conclusiones que se han podido leer y escuchar a propósito de esos resultados electorales.  Si alguna conclusión parece tener cierta unanimidad, es la de la necesidad de renovar las caras del partido. 

Yo estoy a favor de esa renovación.  Soy el primero en agradecer los servicios prestados a todos los que en estos más de 20 años han trabajado por el partido y por lo que defiende, que lo llevaron hace apenas unos años a ser el tercer partido de Aragón, que han hecho de Chunta Aragonesista una fuerza política consolidada.  Pero, como dice el dicho:  renovarse, o morir.    Al parecer, visto lo visto, la renovación debería haberse hecho antes, pero para eso ya es tarde, esperemos que no sea demasiado.  Yo creo que no.  Además, de nada sirve hablar de hechos consumados, de salir advirtiendo lo que podía pasar, pues lo pasado, pasado está.  Hay que mirar al futuro.

Parece ser que Nieves Ibeas, actual diputada en las Cortes, se erige como más que probable presidenta del partido.  No tengo nada en contra de Ibeas, en absoluto, pero a mi y a muchos (según se puede leer en otros blogs y foros) nos choca su candidatura con la idea de renovación del partido; así como me produce el mismo efecto el hecho de que Bizén Fuster sea el candidato al Congreso, pues tampoco en ese hecho se ve esa anhelada renovación.

Eso sí, gente informada, gente de dentro y con ganas de darle una vuelta a esto, me dice que Ibeas está por la renovación, y me creo lo que me dicen, pues no tengo porqué dudar del informador.    Así pues, yo le doy un voto de confianza a Nieves Ibeas y a la gente que le rodea porque, pensándolo bien, creo que sólo alguien de dentro, que ha visto lo que ha fallado, en lo que se ha errado, que sabe cual es el o los problemas puede poner soluciones a ello. 

Considero que no se puede comenzar de nuevo desde cero, que un cambio excesivamente brusco puede ser fatal.  También considero que aquí lo de "más vale malo conocido, que bueno por conocer" tampoco es válido.   Se pueden dar giros de 180º (ponerlo patas arriba) y de 360º (volver al mismo sitio), pero entre esas dos posibilidades, hay muchas más.  Ni blanco, ni negro.  Gris, pero más oscuro que claro.

Lo que si espero es que entre todas las distintas sensibilidades, todas las distintas visiones,... encontremos una que nos pueda aglutinar a todos los que, como he dicho antes, tenemos en el aragonesismo de izquierdas nuestra opción política.  Por el partido y, sobretodo, por Aragón, tenemos el deber de, al menos, intentarlo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres