Blogia
Aragón y Alcorisa

No reblaré

Todo lo que está pasando estos días en Aragón a raíz de la constitución de los ayuntamientos le quita a alguna las ganas de escribir y opinar.

Cosas como que el alcalde de Teruel sea el candidato de la tercera fuerza política, cosas como el pacto global PSOE-PAR a lo largo de toda la geografía sólo roto unilateralmente por el PAR en algunos ayuntamientos, cosas como el gobierno de amplia base que ahora propone Belloch por la Expo; cosas, por que no también decirlo, como lo ocurrido en Calatayud con Miguel Ángel Lasanta,...

Pero ¿esto qué es?.  ¿Esto es la política?  Pues va a ser que tienen razón todas aquellas personas que responden a esa pregunta de “¿qué opinas de la política?”, y responden con el escueto:  “La política es una mierda”.

Pues sí, la política es una mierda, una mentira,...  pero yo no voy a seguir el camino fácil.  No me voy a callar, no me voy a quedar quieto.  No puedo.  Voy a seguir en mi irracional lucha por cambiar todo esto, y lo quiero seguir haciendo desde dentro de un partido en el que, creo, hay mucha gente válida y que sí se mueve por convicciones e ideales.   Voy a seguir luchando por y desde Chunta Aragonesista porque creo que esto, todavía, es un oasis en medio de la mentira en que algunos pretenden convertir a la política.

Creo que en Chunta Aragonesista hace falta una profunda renovación y una profunda reflexión.  En algunos casos por agotamiento de un proyecto (pero a los que hay que agradecer mucho de lo que somos hoy día); en otros por que las urnas han “quemado” algunos rostros (muy injustamente en muchos casos y debido a ciertos poderes fácticos incontrolables); en otros porque, simplemente, no pueden seguir ya que han cometido muchos y flagrantes errores,... y otros porque, simplemente, hace falta sabia nueva con energías renovadas, con ideas nuevas,...  Un nuevo empuje, en definitiva.

Y Chunta necesita más que nunca esa renovación, porque Aragón necesita más que nunca a Chunta, y eso es nuestro principal motivo de existencia.  Estamos en un país en el que la derecha política tiene más peso que el que dictan las urnas gracias, principalmente, a la displicencia de un partido que tiene la desfachatez de seguir llamándose socialista.    Estamos en un país anclado en el “quietismo”, en un adormecimiento contagiado por nuestro presidente.  Estamos en un país en el que las buenas cifras económicas (que lo son, todo hay que decirlo, aunque los expertos dicen que algo hay de ficticio en ellas) no dejan ver la verdadera realidad del medio rural, de la sanidad, de la educación, de la cultura, del patrimonio natural, del urbanismo “arrasatodo”, del medio ambiente,...  Estamos en un país controlado por los medios de comunicación, a los que Chunta Aragonesista les resulta un ente bastante incómodo y a por el que van sin contemplaciones. 

Pues eso, que si se creían que me iban a desmoralizar, a desmotivar, a aplacar mis ánimos, a dejar de criticar, de pelear por lo que creo que es justo, a defender lo mío,  estaban muy equivocados.  No reblaré, y seguro que, como yo, hay muchos, muchísimos, más de los que algunos piensan.  ¡Que despierte este país!.

 

P.D.  Para acabar una nota de humor que me he encontrado en El Periódico de Aragón.  Y es que resulta que Marcelino es un federalista convencido para el que Aragón es su país, o eso advierte un dirigente socialista: "El presidente está empezando a hablar de Aragón con el término país. Es una tontería, pero no es gratuita: ha visto que gran parte del votante aragonesista de izquierdas no ha confiado en CHA en estas elecciones y esto es un guiño para atraerlo hacia un PSOE más federal y menos centralista".   

¿Qué?, ¿es para reírse o no?.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Dani -

Ignacio, comparto tu análisis, pero creo que dejas muy solo al PAR, es decir, el PSOE también ha dejado gran parte de sus convicciones (socialistas y progresistas) por el camino en Aragón.

El problema de Chunta es que, leyendo los blogs de los representantes políticos los días siguientes a las elecciones pasadas, te das cuenta de que mucha gente acusa a Chunta de ser muy radical (muy fiel a sus convicciones como, acertadamente, dices tú) y, sin embargo, otros dicen que se ha renunciado a los valores en pos de un pragmatismo impropio de Chunta.

La solución es compleja, pero puestos a tomar una dirección u otra, yo apoyaré la vuelta a las convicciones (si es que realmente se han perdido).

Desde luego no voy a caer en ser "más papista que el papa", pero creo que la base, al menos, debe ser lo más ideológica posible, pero soy consciente de que, a la hora de la verdad, hay que ceder en ciertos aspectos. Pero, de ahí, de ceder en ciertos aspectos, a desnaturalizar la política con determinados pactos y actos, va un trecho que, creo, no se debe recorrer, aunque otros no tengan ningún reparo en hacerlo.

Ignacio -

Me parece muy loable lo que dices, Daniel. Pero un pequeño consejo que a mí me ha servido en los últimos años. La actividad política es una combinación de convicciones y pragmatismo. Si sólo te dejas llegar por lo primero, seguramente nunca renunciarás a tu programa máximo, aunque en el corto plazo creas que sois mucho. Pero con el tiempo, te darás cuenta que hay mucha gente dispuesta a votar por programas más "moderados" con tal de conseguir que sus políticas preferidas se apliquen de alguna formas. En cambio, si eres un pragmático al 100%, pues no tendrás un hilo conductor en tus ideales y acabarás haciendo cosas extrañas....
Creo que el PAR abusa mucho de lo último y CHA de lo primero. Los partidos de implantación estatal, como tenemos que bailar en muchas aguas, acabamos combinando ambas facetas con más facilidad. Me parece que CHA debe de madurar en esa dirección. Y si no lo hace, acabará siendo un partido marginal.

Adrián -

Es para LLORAR!!! Pero así nos va...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres