Blogia
Aragón y Alcorisa

Fortanete, la joya oculta del Maestrazgo

Fortanete, la joya oculta del Maestrazgo

Lo prometido es deuda  Así, pese a un receso obligado por motivos que no vienen al caso, continúo con mi monográfico sobre el Maestrazgo turolense.

El turno le toca hoy a Fortanete, un pequeño, pero acojedor, pueblo situado a 18 km de Cantavieja, 18 km de ascenso y descenso al Puerto del Cuarto Pelado, desde el alto del cual podréis divisar un espectacular paisaje salpicado con extensos pinares y valles.

Ya en Fortanete, podéis recorrer sus calles, visitar su bonita iglesia (la cual luciría todavía más majestuosa si sufriera una rehabilitación, sobretodo en su exterior), su precioso ayuntamiento, con las antiguas mazmorras rehabilitadas en su parte baja, o ascender hasta lo alto del pueblo.  Allí, en lo alto, podréis ver las ruinas del antiguo castillo de Fortanete y los restos de su muralla.  Si bien los restos son prácticamente residuales, merece la pena subir hasta ese punto (foto izquierda de arriba) pues, desde allí tenéis otra bonita vista del entorno de Fortanete.

Fortanete cuenta además con un Centro de Intepretación de los Pinares de reciente apertura que, como no podía ser de otra forma, está a las afueras de la localidad, cerca de los pinares.

Para alojaros o comer, en Fortanete hay varios lugares.  Yo os recomiendo uno de ellas, pues es el que conozco como usuario, el Hostal La Muralla, un establecimiento relativamente nuevo situado a los pies de la antigua muralla de Fortanete.  El trato de la regente, la comida de su restaurante, el edificio en sí y su decoración,... son razones que hacen que merezca la pena acercarse hasta allí para alojarse, para comer o para ambas cosas.

Desde Fortanete, surge una pista rural que, en poco más de 20 minutos, os llevará hasta la Estación de Esquí de Valdelinares.  El asfalto es bastante bueno en su mayor parte, y el recorrido no es exigente salvo en un pequeño tramo.  Por eso, convendría preguntar con anterioridad a las gentes del lugar caso de ir a hacer uso de ella en invierno.  Aunque no queráis esquiar, el paisaje, las vistas y el contacto con la naturaleza (flora y fauna), hacen que valga la pena discurrir por esa pista.

Desde la Estación os podréis acercar, en relativamente poco tiempo, hasta Alcalá de la Selva, Mora de Rubielos,...  y también hasta el pueblo que le da nombre, el más alto de España, con una altitud de 1692 metros, ¡más alto que cualquier pueblo pirenáico, para que os hagáis una idea del paisaje y la geografía de esta zona!.  Un pueblo que, quizá por estar al abrigo de la Estación de Esquí, parece perder los rasgos diferenciadores (y que les dan ese encanto especial) de los pueblos de la zona (si bien Valdelinares pertenece a la comarca de Gúdar, no a la del Maestrazgo), ya que el ladrillo y la construcción están allí en plena expansión.  Si bien, es curioso hacerse una foto en la puerta de su iglesia en el punto en el que se toma esa referencia de altitud de 1692 metros (se puede ver en la foto de arriba).

Espero que, a los que no conociérais Fortanete o Valdelinares, os haya despertado cierto interés por conocerlos.  Y, a los que lo conozcáis, espero haberos hecho recordar buenos momentos por sus calles y su entorno.

¿La próxima entrega?:  Alcalá de la Selva.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres