Blogia
Aragón y Alcorisa

El Informe Stern o "El informe Lugano"

El Informe Stern o "El informe Lugano"

Hace ya algún tiempo que leí un libro que me impactó por varios motivos:  "El Informe Lugano"  (Susan George / Icaria editorial / 2001).  El libro está escrito de forma que parece un informe verídico, y son las características de éste las que lo hacen particular.  Ese informe estaría redactado en la ciudad suiza de Lugano (de ahí el nombre) y habría sido encargado por ciertos sectores dominantes de lo que conocemos como "sistema de libre mercado" que, temerosos de ciertos problemas que acucian al planeta, necesitan saber que acciones tomar para su único fin que no es otro que el de perpetuar durante el mayor tiempo posible este sistema de libre mercado, más conocido como Capitalismo.

Las conclusiones del informe parecen, a veces, descabelladas pero, aun así, plausibles debido a los intereses económicos que ciertos sectores tienen en la actualidad.  "Poderoso caballero es Don Dinero" que diría aquel, y prueba de ello es el informe que se dio a conocer ayer por el gobierno de Tony Blair, conocido como "el Informe Stern", si bien podríamos decir que es el paso de la ficción a la realidad del "El Informe Lugano".

El gobierno británico ha anunciado que va a invertir en los próximos años el 1% del PIB para luchar contra el cambio climático.  Pero no nos engañemos, ni Blair ni nadie en el primer mundo es capaz de llevar a cabo semejante acción de forma, digamos, altruista.  Es decir, el gobierno británico no persigue el respeto al planeta, la preservación del medio ambiente,...  persigue que, como dice el informe, la economía mundial no sufra una recesión del 20%, y entremos en un período de crisis como ya ocurrió en la década de los 30 del siglo pasado.

Los que creemos en el desarrollo sostenible, los que tenemos una concienciación medioambiental superior a los intereses económicos, los que disfrutamos de la naturaleza por encima de la industria del esquí o los campos de golf,... tenemos hoy algo que celebrar, y es que una de las primeras economías mundiales va a invertir en serio contra el cambio climático, sea su motivación la que sea. 

Esperemos que ahora, la primera potencia, la más contaminante, la más destructiva, los Estados Unidos, tomen ejemplo.  Por desgracia con Bush al mando o algún otro líder republicano ese hecho parece una simple quimera.  Y es que lo irónico del tema es que el asesor medioambiental del gobierno Blair no es otro que Al Gore, vicepresidente de los EE.UU. en el mandato de Hill Clinton, y rival de George W. Bush en las elecciones presidenciales estadounidenses, y autor del extraordinario documental "An inconvenient truth" ("Una verdad inconveniente"), en el que se alerta al mundo de las consecuencias no tan lejanas del cambio climático.

Como bien predijo Susan George, lo único que puede frenar el cambio climático y la destrucción del planeta es el dinero, y ya se empiezan a dar los primeros pasos.  ¿Nos alegramos?.

 

 


(Para conocer mejor el Informe Stern, pincha aquí.)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres