Blogia
Aragón y Alcorisa

Carta del padre de un estudiante turolense en Zaragoza

Me ha llegado esto por e-mail, y no puedo más que colgarlo en este blog.  ¿Aprenderán algún día algunos con qué se vertebra el territorio?.  Una pista:  no es con casinos, hoteles y parques de atracciones.  Es con servicios, infraestructuras y empleo que permitan que el fantasma de la despoblación pase de largo, y que se vislumbre un futuro digno para todos los habitantes de este país.

 

“NUESTROS HIJOS SE VAN”


Javier y Daniel, van juntos a la facultad, se conocen desde hace poco, pero se han hecho buenos amigos.  Se pasan los apuntes, se van juntos de “marcha”…, los dos estudian primero de carrera en Zaragoza.  A Javier lo conozco bien, es de aquí, de Teruel, y está residiendo en un Colegio Mayor; sin embargo Daniel es de Zaragoza y está viviendo con su familia.

Javier, como es el primer año que sale de casa, viene muchos fines de semana.  Sus padres y su hermana pequeña lo esperan cada viernes con ansiedad y le preguntan constantemente por las clases, el colegio, los amigos… Javier les cuenta todo, o al menos eso parece, les cuenta que se van de “marcha” los Jueves por la noche y vuelven de madrugada al colegio, que a la vuelta dejan a Daniel en su casa. También cuenta Javier, con orgullo, que el viernes va poca gente a la universidad , y a pesar de ello, él es de los pocos que se levanta, y a las ocho de la
mañana ya está en clase, además el viernes tiene una asignatura durísima.

Al padre de Javier le duele no poder estar con su hijo , no poder verle ni animarle cuando muerto de sueño se levanta los viernes para ir a clase. Desayunaríamos juntos, se dice, y le preguntaría dónde estuvo anoche, con quién… le animaría, con esa asignatura o incluso intentaría buscarle un profesor de repaso…… ¡Cuánto envidiaba a los padres de Daniel¡… tenían a su hijo en la habitación de al lado, lo oían cuando llegaba de “marcha”, cuando se levantaba, verían la luz cuando se quedaba a estudiar… todos los días desayunaban, comían y cenaban juntos….

Toda la familia sufría la marcha de Javier, pero su hermanita pequeña no lo podía ocultar. No hacía mas que preguntar que cuando viene ”Javi”: “Javi” me ayudaba con los deberes, al papá, ahora, casi no lo veo. ¡Tu no me haces caso, mamá¡, ¡ya no tienes tiempo de sentarte conmigo¡. ¿Por qué se ha tenido que ir mi hermano?... La madre de “Javi” intentaba disimular una lágrima y con un nudo en la garganta le contestaba:… ¡Tiene que hacerse un hombre, hija mía¡

Los padres de Javier ya no tienen casi tiempo libre, su padre, por las tardes lleva unas contabilidades para conseguir mas dinero. La chica que tenían en casa, unas horas, para limpiar, la han despedido y ahora su madre, después del trabajo, tiene que realizar todas las tareas de casa.  La economía familiar se ha resentido, su hijo necesita más de 6.000 euros al año.

Tanto Javier como Daniel llevan muy bien el curso, seguramente aprobarán todo en junio. A Daniel, le han prometido, una semana de vacaciones en Madrid. Javier no puede irse de vacaciones, su familia tiene que ahorrar dinero para el próximo curso. Javier se ha propuesto trabajar este verano. Aunque en Teruel lo tiene difícil; está pensado, seriamente, irse a la costa, de camarero; allí se sacaría un buen pellizco. Pero sus padres y su hermana no aguantarían sin verlo en todo el verano.

El lunes por la tarde, después del colegio, la hermana de Javier estaba radiante: ¡Papa, mama¡ me han dicho en el “cole” que va a ver una manifestación para que Javier pueda estudiar aquí y no tenga que ir a Zaragoza, ¡tenemos que ir todos¡ Ya se veía con una pancarta en primera fila gritando: ¡Que venga mi hermano¡ ¡Que venga mi hermano!.   ¡Papá¡ si vamos muchos a la manifestación ¿”Javi”, ya no tendrá que irse a Zaragoza, el próximo año?…. Su padre no supo qué contestarle… miró cuánto había crecido…la abrazó mas fuerte que de costumbre. Con
tristeza… pensó… en lo poco que le quedaba de tener su pequeña en casa.  Sería una emigrante más en tierra extraña.

Un padre de Teruel.

Y es que uno puede preguntarse muchas cosas: ¿por qué se apoyo, incluso económicamente, la creación de la universidad privada en lugar promover la descentralización y adecuación del Campus de Teruel?, ¿por qué se vende la vertebración del territorio y luego hacen esto?,...  ¿por qué los turolenses no escarmentamos y damos un puñetazo en la mesa de una vez (para lo cual son una gran oportunidad la próximas elecciones generales)?  Una manifestación está bien, pero sólo se les puede hacer daño de una forma.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Ignacio -

No tengo mucho tiempo para el debate, porque el tiempo apremia. Una pena porque este tema me apasiona. Estoy totalmente de acuerdo con Mestizo. ¿Qué vamos a hacer? ¿Crear tantas carreras como preferencias tengan los turolenses? Y como muy bien dice Mestizo: ¿por qué sólo Teruel? ¿Por qué no Hijar?
Creo que la solución es buscar mecanismos que permitan que todo el mundo estudie sin que sea un coste enorme para las familias que menos pueden -becas-. Y como muy bien señala Mestizo, abrir nuevas vías con la educación semipresencial.
Una última cosa. Como creo que este blog está concurrido por gente de izquierdas, preocupados con la redistribución de la renta, sólo deciros que el gasto en educación superior tiene efectos antiredistributivo. Es decir, que las gentes de clases bajas están financiando la educación de los hijos de las clases medias y altas. Además, la renta está muy relacionada con la educación. O, dicho en otras palabras, éstas personas luego ganarán más dinero que los demás y habría que buscar mecanismos para que devuelvan a la sociedad todo el esfuerzo que se hizo en ellos. Por ello, tened mucho cuidado con todo análisis que hagáis respecto al gasto universitario. La cosa es más peliaguda de lo que parece...

Dani -

En cierto modo tienes mucha razón, Mestizo. Lo secundo en casi todo.

Eso sí, también sería partícipe de que Teruel tuviera un sistema universitario más definido y especializado.

Desde luego, es comparable la pugna Zaragoza-Teruel, con la que podríamos abrir entre Teruel capital-Teruel provincia. Si bien también considero que esa pugna es más normal, habida cuenta de que esta sociedad es, en su mayoría, piramidal en todas sus vertientes. Por eso, asumamos ciertos factores y construyamos desde ahí, pues si Teruel crece, también mejorarán sus servicios, sus infraestructuras y sus comunicaciones, y de eso nos beneficiaremos todos.

Otra cosa es que el medio rural sea el gran olvidado de las administraciones. Ahí tenemos que seguir haciendo incidencia los que queremos y deseamos poder vivir en nuestros pueblos. En eso creo que también estamos unidos.

Mestizo -

No entiendo muy bien tu comentario Adrian. No soy, ni mucho menos, insolidario con Teruel. Teruel es muy grande, y no sólo existe la capital.
Lo que quería indicar, de alguna manera, es que tenemos que ser solidarios desde nuestra casa, nuestro barrio, nuestro pueblo... ¿Ha sido solidaria Teruel capital con la provincia?
Salud y diálogo

Adrián -

A veces, los primeros insolidarios con Teruel somos los aragoneses. Salud!

Mestizo -

Siento discrepar un poco compañeros. En Teruel se pueden quejar bastante poco del esfuerzo de lo público en la capital. Porqué no pusieron la UNED o cualquier carrera en Alcañiz?? Supongo que en Teruel debería de haber dos o tres especialidades que sólo estuvieran allí para darles fuerza. Pero de ahí a que tenga que haber un ciento y la madre para que los de Teruel no vayan a estudiar a Zaragoza o a Valencia hay un mundo. Sabiáis que postgrados y otros estudios de Teruel no los dejan hacer semipresenciales o a distancia los mismos profesores?? Pues eso es dar cabida a los que viven o vivimos en los pueblos.
Hay que empezar por los cimientos.
Muchos estudiábamos y trabajábamos el fin de semana y el verano para gastos y matrículas. A nadie se le han caído los anillos por eso.
Habría que apostar, en Zaragoza, Teruel o Bilbao por fórmulas semipresenciales.
Aunque creo que lo importante es la educación que los jóvenes del medio rural recibimos desde pequeño. Si la educación va acompañada de compromiso con el territorio se evitaría la fuga de cerebros, pues estos intentarían volver para mejorar su comunidad. Nada aseguraría que por muchas titulaciones que hubiera en Teruel se quedaran nuestras gentes del medio rural. es más, a lo mejor lo único que se lograría es que en vez de quedarse la gente en Zaragoza, se quedara en Teruel. A mi, igual me daría.

Un saludo

elBetoCo!™ -

¡A LA HUELGA GENERAL!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres